Al Cartaginés se le acaba el tiempo

Fotografía: Club Sport Cartaginés

Fotografía: Club Sport Cartaginés

 

Prensa Peña Ballet Azul

El Cartaginés está viviendo en una pesadilla de la cual, parece, será difícil despertar y donde cada día el panorama se vuelve más oscuro. Anoche, en un estadio con una casi nula asistencia, cayó derrotado 0-3 ante el Santos de Guapiles, en el partido correspondiente a la jornada 8 del torneo de Clausura 2018.

Una pifia de Joan Arley dejó servida la oportunidad para que el Santos anotara el primer gol del partido y de ahí en adelante manejara el partido a su antojo. El golpe moral de dicha anotación hizo mella en los jugadores que, por más que corrían y luchaban, nunca encontraron la forma de equiparar el partido.

Si en algo ha sido constante el equipo es en su carencia de ideas en ataque, su falta de gol y su poco fútbol. Todos estos factores que han hecho que el Cartaginés se encuentre en la vergonzosa situación que se encuentra, solamente salvados por lo que no hace Liberia.

El aficionado, con justa razón, está decepcionado, inconforme y molesto, muy molesto. En el plano individual, el equipo cuenta con jugadores que pueden luchar por mejores posiciones sin embargo en el plano grupal el equipo se ve nulo. Se puede esperar lo peor si el equipo, en lo global, no cambia de paradigma.

Se viene una semana larga, donde los jugadores, cuerpo técnico y directivos tienen que reflexionar y buscar soluciones prontas para evitar una debacle aún peor. El tiempo corre en contra y las decisiones tienen que ser drásticas y oportunas.