De infarto. Cartaginés gana sobre la hora.

Prensa Peña Ballet Azul

La imagen lo dice todo; el gol de Jameson Scott, al minuto 87, fue toda una explosión de euforia en el Fello Meza. Tanto jugadores como aficionados celebraron a más no poder el gol que le daba la victoria al Cartaginés.

Y es que ayer “los azules” no solo vencieron a Carmelita, vencieron a muchos demonios que los han atormentado en el último año; la inconstancia, las expulsiones y los penales casi siempre anunciaban el inicio de una debacle en el juego brumoso que finalizaba en una derrota. Sin embargo ayer el equipo no decayó a pesar de la adversidad. El equipo se mantuvo fuerte, concentrado y siempre buscó la victoria a pesar de la inferioridad numérica.

El juego auguraba ser fácil para los locales puesto que en 15 minutos ya se habían adelantado en el marcador gracias a los goles de Manfred Russell, al minuto 9, y Josimar Pemberton, al minuto 15, pero los “chamacos” carmelos no se dieron por vencidos fácilmente. Eric Cabalceta descontó al minuto 23 y al minuto 27 estuvieron a punto de empatar tras una jugada desafortunada por parte de Sadier Camacho que el arbitro señaló como penal y además lo expulsó.

En el segundo tiempo Carmelita buscó incesantemente el gol del empate, mientras que el Cartaginés se replegaba tratando de mantener la ventaja. A pesar del esfuerzo local, Sergio Núñez anotó el gol del empate silenciando el “Fello” Meza y trayendo a la mente de los presentes los fantasmas de la temporada pasada.

Con el partido empatado y la desventaja numérica el Cartaginés no se desinfló, en cambio siguieron buscando tener la posesión del balón y buscando el gol del gane. Carmelita se quedó con diez jugadores por la expulsión de Jorge Gutiérrez por acumulación de tarjetas pero, cuando se pensaba que ambos equipos se equiparaban, Néstor Monge recibió la segunda amarilla que dejó al Cartaginés con nueve jugadores.

La situación no parecía alentadora hasta que en el minuto 87 Jameson Scott anotó el gol del triunfo gracias a un centro magnifico por parte de Jorman Sánchez.

Cabe destacar la actuación de Darryl Parker, que detuvo el penal en el primer tiempo y realizó varias tapadas a lo largo de los 90 minutos.

Así, Cartaginés se quitó encima un año donde no ganaba dos partidos consecutivos y ahora comienza la preparación para la próxima semana, donde tendrá dos visitas difíciles a Limón y a Alajuela, respectivamente.