El sinsabor de que pudo ser más

Hay empates que saben a victoria y otros que dejan la sensación que se pudo haber hecho más. Esta última es la sensación que mucho aficionado brumoso sintió ayer al finalizar el encuentro en el Alejandro Morera Soto.

Cartaginés visitaba uno de los estadios históricamente más difíciles para el equipo. En las últimas cinco visitas, los brumosos solo han sacado tres puntos producto de tres empates en los últimos tres partidos.

En esta ocasión, Medford realizó dos cambios respecto al partido pasado. La incorporación de William Quiros como lateral derecho y la inclusión de Kevin Arrieta como volante por la izquierda, reemplazando a Paolo Jimenez.

La propuesta del Cartaginés quedó evidenciada desde los primeros minutos, donde los desbordes de los laterales complicaban a la defensa rival y que, a los 4 minutos, ya tenía a los manudos con un jugador amonestado y un tiro libre lejos del área que Ryan Bolaños se encargó de ejecutar.

El remate de Bolaños fue directo al marco y, ni los defensores rivales ni su portero, pudieron evitar que el mismo entrara. Gol. Cartaginés volvía a golpear primero en el Morera muy temprano en el partido.

Sin embargo la ventaja no duraría mucho tiempo. Al minuto 14, Adolfo Machado aprovechó la mala marca brumosa en un tiro de esquina y, con un gol celebrado como un campeonato, empató los carteles.

Al minuto 20, Facundo Zabala recibió su segunda amarilla y dejó a los alajuelenses con un hombre menos. A partir de ahí, el Cartaginés fue creciendo y creando peligro en el marco rival que, al final de los primeros 45 minutos, no fue posible de concretar.

En el segundo tiempo, Alajuelense se replegó para evitar los ataques brumosos y buscar el contragolpe aprovechando la velocidad de Marco Ureña. Bajo este parado, lograron evitar que el Cartaginés tirara a marco y crearon peligro en un par de ocasiones.

Los brumosos comenzaron a crear opciones más claras en la segunda mitad del complemento. Marcel Hernández tuvo la más clara, cuando eludió a un defensor quedando frente a frente con el portero manudo que repelió el remate de buena manera.

Al minuto 31 llegó la otra jugada polémica cuando Gio Clunie desvió con su cuerpo un remate de Ronaldo Araya que terminó en gol y el referí indicó que fue con la mano. Ya luego con las repeticiones se nota que Clunie estaba en posición prohibida, sin embargo esa no fue la decisión del referí.

Al final del partido, ambos equipos tuvieron que conformarse con el empate a un gol pero con la sensación que el Cartaginés pudo ganarlo.

Con este empate, los brumosos llegan a 6 puntos en el Clausura 2020 producto de tres empates y una victoria.

El próximo partido del conjunto blanquiazul será el próximo miércoles 29 de enero, en el «Fello» Meza cuando reciban al Pérez Zeledón.