En la orilla

Una vez más… Es como ver la misma historia, con el mismo final. Cartaginés ganó en su visita al Ebal Rodríguez 0-2, sin embargo esto no fue suficiente para clasificar a la ansiada segunda fase del torneo de Apertura 2019.

Hay que ser claros. Cartaginés cumplió con su deber de ganar, pero el llegar a la última fecha dependiendo de lo que hace un tercero no es sinónimo de que algo bueno pueda pasar.

Desde el primer minuto del encuentro los dirigidos por Hernan Medford se fueron con todo a buscar los goles necesarios para la clasificación. Los consiguieron a los minutos 13 y 41, luego de un constante asedio a la portería rival.

Mientras tanto en Guadalupe se daba el milagro. San Carlos perdía 2-0 al final de la primera parte. Cartaginés nada más tenía que sostener el resultado y volvería a la fiesta grande.

Pero no fue así…

El partido en el Ebal Rodríguez finalizó un par de minutos antes que el partido en Guadalupe y justo en el momento que cayó el empate norteño.

La ansiedad y la incertidumbre de los jugadores y cuerpo técnico se convirtió en lágrimas al ver que su esfuerzo no fue suficiente. Una vez más el Cartaginés murió en la orilla.

A pesar del dolor por el resultado, hay que destacar a este grupo de jugadores que nunca bajaron los brazos. En los dos torneos de este 2019, el Cartaginés ganó en la última fecha y empató en puntos con el cuarto lugar; la infame diferencia de goles nos privó de más.

Ahora queda analizar en qué puede mejorar el equipo y reforzar lo bueno que han hecho. Hernan tiene cerca de 50 días para preparar un equipo más constante, más contundente y más fuerte para afrontar el Clausura 2020.