¿Ganar en casa? No señor, eso aquí no se hace.

Al Cartaginés le sigue pesando ser local en este torneo, el día de ayer luchó para rescatar un punto ante la Universidad de Costa Rica en el juego correspondiente a la fecha 14 del Torneo de Clausura 2019.

Es realmente preocupante ver como, partido a partido, el Cartaginés deja ir puntos en la que debería ser su fortaleza. De los últimos seis partidos, cuatro han sido en el “Fello” y se han logrado 3 puntos de 12.

En cuanto al partido, los dirigidos por Arriola entraron 15 minutos tarde al partido y no por que hubiese algún atraso en la salida del camerino, sino por qué la U jugó a placer todo ese tiempo. Tanto así, que encontraron un gol al minuto 10.

Después del minuto 15, y con la desventaja en el marcador, los locales e intentaron vulnerar el bloque defensivo de los universitarios lo cual lograron al minuto 26 cuando Marcel Hernández asistió a Manfred Russell para que anotara con un remate fuera del área.

El resto del partido fue un monologo del Cartaginés pero sin la contundencia necesaria para tomar la ventaja en el marcador. Contundencia que sí tuvo la UCR que anotó el 1-2 en una de las pocas acciones ofensivas que tuvieron en la segunda parte.

Es de rescatar la actitud de los jugadores, que no se dieron por vencidos y se fueron a buscar el empate (con más actitud que fútbol). Empate que llegó sobre el minuto 95, cuando Juan Delgadillo aprovechó la mala salida del portero universitario y empató los carteles.

Con este empate, el Cartaginés suma su sexto partido sin ganar y se mantiene sexto en la clasificación pero ahora a 7 puntos del cuarto lugar y, a pesar de los resultados, todavía tiene opciones de clasificar. Esas opciones radican en que debe ganar como mínimo 19 de 24 puntos restantes, lo cual se ve muy difícil dado el rendimiento mostrado por el equipo en los últimos encuentros.

El próximo partido del Cartaginés es el sábado 16 de marzo cuando visiten el Alejandro Morera Soto para enfrentar a la Liga Deportiva Alajuelense.