La frustración por no poder sacar diferencia

El Club Sport Cartaginés salió derrotado de su visita al Valle del General, al caer 1-0 ante el Municipal Pérez Zeledón en el juego con el que cerraba la fecha 6 del torneo de Apertura 2019.

El encuentro comenzó bajo una fuerte lluvia, que en otros tiempos hubiese sido causal para suspender el juego, pero la nueva cancha del Pérez la resistió bien. Quien no resistió fue la torre de iluminación que a los tres minutos de juego se apagó y retrasó el juego quince minutos.

Luego de este retraso, ya con el balón nuevamente en juego, el Cartaginés fue quien tuvo el control del balón pero sin profundidad y obligando en pocas ocasiones a la defensa pezeteña.

Parecía ser un partido que se acomodaba a los intereses brumosos, ya que el conjunto local no llegaba con claridad. Hasta que, al minuto 37, César Elizondo anotó el gol que a la postre significaría la derrota de los dirigidos por Martín Arriola.

Pérez Zeledón tenía claro que iba a defender ese gol con uñas y dientes, venían de una seguidilla de partidos donde habían salido goleados y no podían hilar un tercer partido en esa condición.

No se puede decir que Cartaginés no lo intentó. Presionaron a los rivales, buscaron opciones en táctica fija, se hicieron ajustes tanto de jugadores como de sistema pero no se pudo. En parte por la buena actuación de Bryan Segura, en parte por el poco peso ofensivo del equipo.

La derrota deja al conjunto de la vieja metrópoli golpeado. El liderato se alejo de uno a cuatro puntos, Julio Cruz salió lesionado y es duda y, en pocas horas, se juega nuevamente de visita ante el Saprissa.

Citando a un titan loco de una película reciente «perdí más de lo que puedes imaginar… Pero no es tiempo para lamentos».