Los cien años de «El Maestro»

La historia del Club Sport Cartaginés, y del fútbol costarricense en general, está marcada por grandes nombres que trascienden épocas. Grandes futbolistas de los cuales sus gestas siguen siendo contadas por generaciones, a pesar de que muchos no los vimos en acción.

Uno de esos nombres dejó tal huella en el Cartaginés que su estadio fue nombrado en honor a él. José Rafael ‘Fello’ Meza Ivancovich, el maestro, puede ser considerado el primer crack del conjunto de la vieja metrópoli y hoy, a cien años de su nacimiento, queremos hacer una reseña de su vida deportiva como homenaje a su memoria.

Nacido en Cartago el 6 de julio de 1920, ‘Fello’ escribió sus 21 años de carrera con goles a lo largo del continente. Sus más de 300 tantos fueron vistos, aplaudidos, celebrados y hasta inmortalizados en Costa Rica, México, Argentina y Colombia.

Fello en 1935, cuando era parte del Ciclón Negro. Foto: José Rafael Soto

El Ciclón Negro fue el primer equipo organizado del que formó parte en 1934, rápidamente, llamó la atención del Cartaginés; se incorporó a la tercera división del club en 1935 y ya a sus 16 años, en 1937, estaba debutando con el primer equipo del Cartaginés ante el Club Sport Herediano.

Su primer año en el club no fue muy destacable, sin embargo, le sirvió para tomar confianza y comenzar a lucir sus cualidades para el año 1938. No obstante, fue hasta 1940, con la llegada del coronel Raúl Pacheco, como Capitán General del equipo, que Meza comenzó a mostrar su verdadero potencial como delantero.

La temporada del 40 puso en la palestra al joven de 20 años. Además de lograr el campeonato con el Cartaginés (anotando dos goles en la final), Meza logró coronarse como goleador gracias a sus 17 goles en ocho encuentros.

Luego de ellos formó parte de la selección costarricense que obtuvo el I Campeonato Centroamericano y del Caribe en 1941. Dicha competición fue ganada por Costa Rica de forma invicta con ‘Fello’ como campeón goleador tras marcar en nueve ocasiones (cinco a Panamá, dos a Antillas Holandesas y dos a El Salvador).

Carrera internacional

Finalizado el campeonato de selecciones, las ofertas por el goleador brumoso comenzaron a llegar, siendo el Moctezuma de Orizaba quien, al final, convenciera al ariete. En su temporada debut, Meza anotó 21 tantos en solamente 12 partidos.

Su rendimiento no pasó desapercibido por el Estudiantes de La Plata de Argentina, quienes se hicieron con sus servicios entre los años 1942 y 1944. En su paso por el país suramericano, anotó 18 goles en la temporada del 42 y 15 en la del 43, además de exitosas giras a Bolivia, Chile y Perú.

A principios de 1944, Meza volvió al Moctezuma de México. No sin antes pasar por suelo tico y jugar un amistoso contra el Alajuelense donde se cruzó con Alejandro Morera Soto el cual dejó una de las fotos más icónicas del fútbol de antaño.

Su paso por el Moctezuma no fue muy bueno debido a problemas de salud. Esto provocó que fuera traspasado al Atlante, equipo donde alcanzó su máxima popularidad en México al formar parte de la extraordinaria línea ofensiva conformada, además de ‘Fello”, por los mexicanos Horacio Casarín y Ángel Segura, el español Vantoldrá, y el argentino Nicolau.

Meza completó su paso por México al retomar al Moctezuma en la temporada de 1949, ya que su deseo era despedirse de aquel país con el equipo que le dio la primera oportunidad.

Meses después de volver a Costa Rica, ‘Fello’ viajó a Colombia para unirse a la Universidad de Bogotá, donde solo actuó por siete meses debido a una lesión de rodilla.

Volvió a Costa Rica para recuperarse y seis meses después se incorporó al Cartaginés como jugador y director técnico. En ese momento, compartió camerino con figuras como Asdrúbal Meneses, Enrique «Pelirrojo» Córdoba, Guido Cubero y Alexis Goñi, entre otros.

En 1952 viajó a Honduras para dirigir al Club Aduana de Tela. Lo dirigió por seis meses y se proclamó campeón. Volvió al Cartaginés, sin embargo, el club catracho se interesó de nuevo en sus servicios lo cual lo hizo volver a Honduras al año siguiente de su vuelta a Costa Rica.

Vuelta a Costa Rica y retiro

En 1955 volvió a Costa Rica y se incorporó al Cartaginés. En el 56, decidió unirse al Club Sport Herediano con el cual ganó el titulo nacional ese año. En 1957 jugó su partido de despedida en el estadio nacional en un juego entre el Herediano y el Rapid de Viena.

Meza en su despedida con el Herediano. Foto: buzonderodrigo.com

Una vez retirado, se dedicó a la dirección técnica en equipos como Herediano, San Carlos, Limón, Turrialba, Puntarenas, Golfito Pérez Zeledón y Paraíso.

En 1973, con 53 años, participó 10 minutos en el juego del Cartaginés y el Liverpool de Uruguay, con motivo del bautizo del Estadio de Cartago con su nombre.

En 1999 el periódico La Nación le nombró mejor deportista de Costa Rica del siglo XX.

Falleció el 15 de junio de 1988 a la edad de 68 años.