Nadie dijo que sería fácil

El Club Sport Cartaginés comenzó el Apertura 2020 con un empate a un gol ante Limón FC, en el juego correspondiente a la fecha 4 del campeonato.

Los debuts para el Cartaginés siempre han sido complicados, en especial si vienen de una cuarentena que casi da al traste con el trabajo de toda una pretemporada.

Sin embargo, puntuar de visita ante un equipo con más ritmo competitivo no puede considerarse como un fracaso.

Había mucha expectativa respecto a este primer encuentro del Cartaginés. En especial por ver que podían aportar los nuevos fichajes y si los brumosos iban a demostrar lo que mostraron en el último partido del torneo pasado ante Saprissa.

En frente tenía a un Limón FC que jugó muy a la defensiva. Se replegó e incomodó el juego de los blanquiazules al punto que el primer tiempo resulto hasta aburrido para quienes lo veían desde afuera.

Al ver su medio campo tan presionado y sin ideas, los brumosos apostaron en el segundo tiempo al juego largo, buscando las descolgadas de los extremos para tratar de sorprender a la defensa caribeña.

Dicha estrategia dio resultado al minuto 66 cuando Marcel Hernández aprovechó un gran centro de José Sosa y anotó el tanto que le daba la ventaja a los visitantes.

El gol del Cartaginés provocó la reacción limonense, que cambió el chip y se volcó al ataque para buscar el gol del empate. Mismo que consiguió al minuto 72 en una jugada muy similar a la del gol del Cartaginés.

Para los visitantes, el cierre del partido fue complicado. Se notó la falta de ritmo y de condición física producto de la cuarentena. No obstante, el Cartaginés logró finalizar el partido sosteniendo un punto que, al fin y al cabo, siempre resulta importante cuando se juega de visita.

Ahora, las baterías se enfocarán en el siguiente partido que se realizará el próximo domingo en el «Fello» Meza cuando reciba a San Carlos en el partido correspondiente a la fecha 5.