Sufrido gane sobre la hora

Ganar un partido al minuto 5, al 50 o al 95 ¿qué más da? Lo importante es obtener los 3 puntos. Eso da confianza, motiva, es un liberador de cargas y, por supuesto, ayuda a avanzar y en la posición en que llegaba el Cartaginés ayer, ganar era lo único que contaba.

Las circunstancias con las que llegó el conjunto blanquiazul, provocaron que la entrada al «Fello» Meza fuera fría como el tiempo que se presentó durante el desarrollo del partido. Sin embargo, a pesar de ser poca gente, esta vez se sintió un calor diferente.

Los pocos aficionados azules se hicieron sentir durante los más de 90 minutos; en cada ataque, en cada corner y en cada falta la gente coreaba y aplaudía a los suyos. Cada balón que atajaba Parker era vitoreado por los aficionados del Cartaginés.

Respecto al partido, este fue manejado de cabo a rabo por los locales. En el minuto 5 ya tenían la opción de adelantarse en el marcador mediante un cobro desde el punto de penal sin embargo el remate de Marcel voló por encima del arco.

Después de esa situación, el partido fue un constante asedio azul para tratar de vencer la valla rival. Cartaginés lo intentó por todo lado, muchas veces con más ganas que fútbol pero las malas decisiones, la ansiedad y Dexter ahogaron el grito de gol.

Sin embargo, el fútbol fue justo con el Cartaginés y al 95 Joaquín Aguirre anotó luego que Dexter fallara en la salida de un corner. Aquello fue un grito de alivio por los cuatro costados del Fello.

A pesar que aún no sube muchos puestos en la tabla, el Cartaginés cerró la jornada a 3 puntos de la zona de clasificación. Si Medford y los suyos retoman su mejor nivel, pueden volver a meterse de lleno a luchar por la tan ansiada clasificación.

Ahora los brumosos tendrán una semana larga para volver el próximo sábado cuando cierren la primera vuelta visitando al Guadalupe FC.