Una final menos, faltan dos.

El Cartaginés hiló su tercera victoria consecutiva en casa y mantiene vivas sus aspiraciones a clasificar a semifinales. Esta vez venció 2 a 1 a un cuadro carmelo que, parece, está condenado al descenso.

En el papel, el partido debería haber sido más fácil de los que fue en realidad. En especial por qué los visitantes se quedaron con unos menos en los primeros 10 minutos del juego.

Sin embargo, cuando un equipo se encuentra peleando la permanencia, saca fuerzas de donde no hay y puede complicar las cosas. Tanto así que fueron los verdolagas quienes se adelantaron en el marcador a los XX minutos.

Aunque luego se enderezó el rumbo del partido, es importante que un equipo que piensa en clasificar a la siguiente ronda no tenga esos despistes ya que entrar tarde a un partido de esos puede sentenciar una serie.

Volviendo al partido, el Cartaginés se reencontró con su fútbol después de los primeros veinte minutos. Aunque era difícil encontrar espacios en el bloque defensivo carmelo, los locales insistieron hasta que, sobre el final del primer tiempo, Marcel Hernández anotó el empate gracias a un centro de Paolo Jiménez.

Siete minutos después de comenzado el segundo tiempo, los locales se pusieron adelante en el marcador gracias a una jugaba bien elaborada y un centro calcado de Paolo Jiménez para que esta vez Julio Cruz anotara el gol que a la postre significaría el tanto definitivo en el marcador.

Cartaginés tuvo para ampliar la diferencia, sin embargo la buena actuación del portero rival sumado a la poca efectividad frente al marco mantuvieron el 2-1 hasta el final del partido.

Con esta victoria, sumado a los demás resultados, Cartaginés llega a 31 unidades y se ubica a 5 del primer lugar, 2 del segundo y 1 del tercero. La próxima fecha será toda una final, cuando enfrente a San Carlos en un duelo que le puede dar el segundo lugar.